El barniz fluorescente dona a las superficies un aspecto brillante.

Barniz fluorescente

El barniz fluorescente siempre ha sido un producto muy requerido. Inicialmente fue empleado, principalmente, para pintar señales de tráfico y dispositivos de seguridad. Ahora el producto está sobre todo de moda y se utiliza para dar un aspecto brillante y original a una amplia variedad de superficies.

El uso de este barniz es adecuado para el interior: por su naturaleza, los colores fluorescentes no son adecuados para el exterior. El acabado opaco del barniz brillante permite obtener un resultado homogéneo y de excelente calidad, sobre todo para las grandes superficies.
barniz-fluorescente-1
barniz-fluorescente-2
barniz-fluorescente-3
barniz-fluorescente-4
Consejos para la aplicación del barniz
El barniz fluorescente puede ser de base disolvente o de base agua. La versión a base disolvente es indicada para aplicaciones profesionales. Cromas ha realizado una fórmula especial que permite dar a las superficies un aspecto fluorescente y suave al tacto.

Para obtener la máxima fluorescencia, se recomienda aplicar el barniz fluorescente sobre fondo blanco. De este modo los colores se destacarán y será posible obtener el típico efecto marcador. Cromas da al cliente la posibilidad de elegir entre los siguientes colores: amarillo, verde ácido, verde, naranja, rojo, fucsia y azul.

El producto es adecuado para industria y artesanía, y puede ser utilizado sobre madera, metal, vidrio y materiales plásticos. Las posibles aplicaciones son numerosas y incluyen cascos de diverso tipo, mangos de vasos, instrumentos electrónicos, lámparas, muebles y tableros de madera. Por supuesto, es posible pintar también paredes, siempre que estén dentro de lugares cerrados. El barniz fluorescente, en efecto, no es adecuada para el uso en el exterior.
Diferencia entre fluorescencia y fosforescencia
Es necesario mencionar algo con respecto a la diferencia entre estos dos fenómenos luminosos. En ambos casos, los pigmentos presentes en el color absorben las radiaciones ultravioletas (no visibles a simple vista), para luego emetirlas en el espectro visible.

La principal diferencia está en el tiempo de emisión. El efecto de un barniz fluorescente termina tan pronto como la fuente luminosa desaparece; en el caso de fosforescencia, por un determinado período de tiempo la luz continua a ser emitida (por eso es posible ver los colores fosforescentes, también, en la oscuridad).

Para cualquier otra consulta, enviar una e-mail a info@special-paints.com o rellenar el formulario de contacto.



Seleccionar tipo de usuario: Particular Compañia