El barniz fotosensible permite a las superficies de cambiar color según la cantidad de luz.

Barniz fotosensible

El barniz fotosensible es un producto especialmente requerido por sus extraordinarias propiedades que le permiten cambiar color con la luz. En el sector industrial, este barniz fue utilizado principalmente para la producción de lentes para gafas de sol. Actualmente, el barniz fotosensible encuentra amplio uso en la decoración de interiores, donde es posible disfrutar de su efecto cambiante a travès de la presencia de luz solar o de otras fuentes de rayos ultravioletas.

El uso del barniz fotosensible no es recomendado para paredes o superficies exteriores, puesto que la constante exposiciòn a los rayos solares no permitiría variaciones de luminosidad de modo que se obtengan significativos cambios de color. También hay pruebas de que, en entornos externos, la duraciòn del producto es muy inferior.
Características y uso del barniz fotosensible
En condiciones normales, el barniz fotosensible tiene fundamentalmente un aspecto incoloro. Los colores toman vida en el momento en que sufren la acción de los rayos UV. Cuando esto sucede, el verdadero color del barniz (rojo, azul o amarillo) muestra, por arte de magia, su naturaleza. Para información sobre los colores disponibles se aconseja de contactar el personal de Cromas.

Es muy importante tener en cuenta el color del material que está en la base de la capa de pintura: el efecto cambiante, en efecto, será máximo si el fondo es de color blanco. Además, es absolutamente necesario evitar de aplicar una capa de transparente anti UV sobre el barniz fotosensible, porque esto anularía la capacidad de cambiar color que es típica del producto.

El barniz fotosensible es ideal para el uso dentro de exposiciones y stands de exhibición, o para adornar objetos para casa y muebles. Se piense al increíble efecto que es posible obtener pintando, sobre una superficie, escritas o logotipos invisibles que aparecen de repente tan pronto como son iluminados por una luz intensa.

El barniz fotosensible es capaz de mostrar su verdadera naturaleza pocos instantes después de haber sido iluminado: la duración de la transición, en efecto, es de 1-3 segundos; para volver a la transparencia originaria, en cambio, son nececesarios hasta 15 segundos.

Cromas pone a disposición de industrias y artesanos distintas variantes de barniz fotosensible, de base agua o de base disolvente; es posible también elegir la concentración de pigmentos que responde mejor a las necesidades. Para conocer toda la gama de productos disponibles, pongase en contacto con el personal técnico.

Para cualquier otra consulta, enviar una e-mail a info@special-paints.com o rellenar el formulario de contacto.



Seleccionar tipo de usuario: Particular Compañia